Nuevos modelos de vivienda público-privada

Nuevos modelos de vivienda a través de la colaboración público-privada

El mercado de la vivienda en España precisa de un parque social en alquiler capaz de absorber la demanda de aquellas familias con pocos recursos y gente joven que actualmente no dispone del poder adquisitivo suficiente para afrontar la compra o el alquiler de una vivienda en determinadas zonas del país. De esta forma se necesitan nuevos modelos de vivienda para adaptar las necesidades de las familias españolas para el acceso a un hogar.

Este es uno de los principales retos a los que se enfrenta actualmente el sector inmobiliario y la Administración pública, según varios expertos consultados por Cinco Días.

Una pieza informativa elaborada por este medio económico apunta además que la colaboración público-privada será clave para hacer frente a esta situación, a la que se suman la escasez de financiación y la necesidad de un nuevo modelo estatal de vivienda, según indican los profesionales del sector.

Nuevos modelos de vivienda: Consensuar el futuro de la vivienda

Los expertos señalan que, pese a la recuperación del mercado inmobiliario en España, existen ciertos problemas de estructura en el sector, por lo que consideran pertinente llevar a cabo algunas reformas, consensuada entre los distintos partidos políticos y con el apoyo de las compañías del sector.

Se trata, según apuntan, de un acuerdo nacional que haga posible acometer cambios de calado.

Para ello es imprescindible llevar a cabo importantes inversiones en el mercado inmobiliario. España es uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menos dinero destina a la vivienda, por lo que este es el principal aspecto a cambiar, aseguran los profesionales.

Fruto del aumento de inversiones debe construirse nuevos modelos de vivienda con un importante parque de vivienda pública asequible destinada al arrendamiento y no a la compra.

El objetivo de los nuevos modelos de vivienda

El principal objetivo es que esas viviendas, destinadas a las personas con menos recursos, mantengan siempre esta condición de alquiler social y su titularidad sea siempre pública.

De este modo, España podría alcanzar los niveles europeos de vivienda pública propios de países europeos como Alemania.

Esta apuesta, que debe realizarse a largo plazo, debe contar con el apoyo económico de las compañías del sector inmobiliario, según los propios expertos. En varias ocasiones, importantes players del  mercado, como Anticipa Real Estate, han abogado por esta fórmula de colaboración público-privada para dar empuje a estas iniciativas.

El estado y los nuevos modelos de vivienda

Nuevos modelos de vivienda para jóvenes público-privada

Este mecanismo consistiría en la cesión de uso de suelo público por parte del Estado para la construcción y gestión de este nuevo modelo de viviendas por parte de compañías del sector, que a su vez recibirían incentivos fiscales para formar parte de estos proyectos en los que las rentas percibidas serían inferiores a las de mercado.

A corto plazo, los expertos también contemplan una serie de propuestas. Una de ellas es la creación de incentivos fiscales para los dueños de vivienda que alquilen sus inmuebles a gente joven.

Otra de las posibles soluciones, ante los últimos cambios normativos en materia de alquiler, es proporcionar este tipo de incentivos a aquellos propietarios que ajusten los precios de arrendamiento a los índices establecidos por el Gobierno central.

Facilitar la concesión de licencias para la construcción de vivienda nueva y aumentar el suelo destinado a inmuebles residenciales son otras de las propuestas planteadas por los profesionales del sector inmobiliario, quienes hacen hincapié en la necesidad de llevar a cabo cambios fundamentales que permitan mejorar el mercado y superar la escasez de oferta de vivienda de alquiler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *