tendencias inmobiliario 2023 demanda vivienda en propiedad

La vivienda aumenta su valor en un 4,6% a pesar de los desafíos hipotecarios y la disminución en compraventas

El mercado residencial se mantiene en constante evolución con una interesante tendencia alcista en medio de un escenario de estabilización. Según el prestigioso índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, el precio de la vivienda nueva y usada experimentó un sólido aumento del 4,6%, en términos interanuales, durante el pasado mes de junio.

Además, en comparación con el mes anterior, se anotó un incremento del 0,6%, lo que indica una dinámica positiva en el mercado inmobiliario.

Áreas Metropolitanas lideran el crecimiento

Uno de los aspectos más notables de este panorama es el marcado incremento de precios en las áreas metropolitanas, que han experimentado notables subidas anuales del 6,6%. Si se compara con los treinta días anteriores, aún más sorprendente es el aumento del 1,1%.

Estos datos reflejan la resiliencia y fortaleza del sector inmobiliario, que, a pesar de los desafíos actuales, sigue experimentando un crecimiento sostenido en diversas regiones.

Para los inversores y compradores, esta situación abre una oportunidad para evaluar opciones y tomar decisiones en el mercado residencial.

Mantenerse informado acerca de las tendencias y desarrollos en las áreas metropolitanas puede ser especialmente beneficioso, dado el destacado incremento de precios en estas zonas.

Oportunidades y estabilidad en diferentes zonas inmobiliarias

En el panorama del mercado residencial, se observa una notable disparidad en los precios entre distintas regiones. Tras las áreas metropolitanas, el grupo con la mayor diferencia de precio en comparación con junio de 2022 son las islas, experimentando un impresionante incremento interanual del 5,8%.

Por otro lado, los municipios de interior agrupados en el segmento “resto de municipios” se mantienen en un entorno cercano a la estabilización, con un modesto aumento mensual del 0,3% y un crecimiento interanual del 2,3%.

En este sentido, el análisis regional refleja la diversidad y dinamismo del mercado inmobiliario en diferentes zonas del país. Las áreas metropolitanas y las islas emergen como áreas de gran demanda y revalorización, mientras que los municipios de interior mantienen una tendencia más estable en sus precios.

Análisis del mercado Inmobiliario

La directora del Servicio de Estudios de Tinsa, Cristina Arias, destacó que el análisis revela un comportamiento de precios en las zonas con mayor afluencia de turismo internacional que difiere de la tendencia general.

En concreto, se observa un movimiento alcista más pronunciado en las áreas categorizadas como ‘Islas’, mientras que en la región de ‘Costa mediterránea’ se aprecia alguna señal de moderación. No obstante, es relevante destacar que tanto ‘Islas’ como ‘Costa mediterránea’ siguen experimentando crecimiento, aunque con una intensidad ligeramente menor en comparación con el mes anterior.

En junio, las ‘Capitales y Grandes Ciudades’ registraron un aumento en línea con la media nacional (+0,6% mensual). Sin embargo, en términos interanuales, los precios continuaron moderando su crecimiento al 4,1%.

Cristina Arias, destacó que la moderación del consumo se debe a la pérdida de poder adquisitivo acumulada por los hogares durante el prolongado episodio inflacionista y al rápido encarecimiento de la financiación.

A pesar de ello, la resistencia del empleo ha contribuido a mantener la solvencia y confianza de los hogares. En este contexto, la demanda residencial se está desacelerando sin sufrir un desplome, lo que ha llevado al precio medio de la vivienda hacia una tendencia de estabilización gradual.

Fuerte descenso en compraventas e hipotecas de vivienda

vivienda aumenta su valor actualidad inmobiliaria

Los últimos datos disponibles de la estadística notarial, correspondientes al mes de mayo, muestran una disminución del 11,4% interanual en las compraventas, mientras que el número de hipotecas concedidas se ha desplomado un 24% en términos interanuales.

A pesar de estas cifras, puede parecer paradójico que los precios de la vivienda sigan aumentando. Sin embargo, al analizar detalladamente el perfil del comprador de vivienda en España, las piezas encajan de manera más coherente.

Según el Banco de España, el hogar promedio que adquiere una vivienda en el país tiene una renta elevada, miembros de entre 30 y 49 años, estudios superiores y un patrimonio previo de cierta entidad. Este perfil de comprador suele necesitar hipotecas menos cuantiosas o, en algunos casos, puede permitirse comprar sin necesidad de un préstamo.

No obstante, se prevé que el efecto de las subidas de los tipos de interés tenga un impacto a la baja en los precios en el futuro, aunque se espera que las caídas sean moderadas.

Según estimaciones del Banco de España, cuando las subidas de los tipos de interés se hayan trasladado por completo a las hipotecas (actualmente solo se ha completado la mitad del impacto), es probable que los precios de la vivienda caigan alrededor de un 6% en los próximos dos años.

Para poner en perspectiva, durante los dos años posteriores al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, los precios de la vivienda en compraventa descendieron un 11%. No obstante, el desplome fue aún más pronunciado, alcanzando un 59% en referencia al mínimo de precios de la vivienda alcanzado en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *